Comenzando el Verano

Por: Raquelina Luna

El calor intenso que estamos sientiendo hace un tiempecito empezó a anunciarnos con antelación  la llegada  del verano, mucho antes de su entrada oficial. Acabamos de pasar el  Solsticio de verano, en que tenemos el día más largo del año debido a la posición más septentrional del sol con respecto a la tierra.

Tras el paso del invierno y la primavera que preparan la tierra, la brillante luz del sol del verano permite florecer a la naturaleza. Es la estación de crecimiento y maduración.  Nuestros campos están coloridos y  cargados de frutas hermosas, jugosas y ricas.  Así también nosotros/as maduramos y crecemos.

En la medicina tradicional china el verano se relaciona con el elemento del fuego que proporciona la energía que rige al corazón y al intestino delgado y dos sistemas  que tienen que ver con aspectos más fisiológicos, metabólicos,  fluencia de energía general, de sangre y de calor.

El corazón, esa fantástica bomba muscular, hace mover la sangre que lleva el oxígeno y los elementos nutritivos a todo el organismo. Su función es regulada por un sistema eléctrico que mantiene la uniformidad de las pulsaciones y es muy sensible a las demandas de oxígeno del cerebro y de los músculos.   Su tasa y su ritmo también están influidos por la respiración, por los estados emocionales y mentales.

El Neijing (libro chino muy antiguo) dice: “ El corazón es como el ministro del monarca, que sobresale por su percepción y entendimiento y cumple con sus papeles de -gobernante soberano- de quien emana una influencia directora y una clara percepción”

El intestino delgado, órgano largo, de  gran área de superficie (6-8 mts), digiere los alimentos, selecciona, extree y absorbe sus elementos nutritivos, mandándolos al torrente sanguíneo. Es “como los oficiales a los que se les confían riquezas y crean cambios de la substancia física”  (Neijing)

El fuego, en el mismo sistema oriental, se relaciona, además,  con el color rojo, con las emociones de alegría y tristeza, con la risa, el gozo, el lenguaje, la lengua,  el sabor amargo. 

Para cuidar el corazón durante el verano se requiere de mantener o reducir el peso, comer frugalmente , hacer ejercicios regularmente y descansar adecuadamente.  Es sumamente importante manejar el estrés, evitar en lo más posible las situaciones tensas, así como no abusar del tabaco, el alcohol y la cafeína.

En este tiempo necesitamos una dieta que nos de  frescura  y ligereza manteniendo la potencia y la energía.  No es casual que ahora la naturaleza nos provea de tantas verduras y frutas atractivas, pues deben abundar en nuestra alimentación sobretodo ahora. Debemos comer por tanto, muchas frutas, jugos, ensaladas variadas y multicolores, algunas semillas, frutos secos, cereales integrales, algunos lácteos y pescados. También necesitamos agua y líquidos en abundancia según las demandas individuales.

 Por otro lado es importante tener cuidado con los alimentos fritos, recalentados, químicos, procesados.  También ayuda el no mezclar demasiados alimentos, comer bajo en sal y en grasas. Estimulamos el sistema general evitando dietas altamente productoras de mucosidad como los lácteos,  los azúcares en cualquiera de sus formas, las harinas blancas y las carnes. 

Otro factor importantísimo para el mantenimiento del sistema circulatorio, del corazón y de todo el cuerpo es el ejercicio y prácticas físicas.  Los deportes, la calistenia, las disciplinas corporales, estimulan el flujo sanguíneo, mejoran la oxigenación, la resistencia física, coordinación, la flexibilidad y por tanto el organismo en toda su extensión.

Las funciones del fuego de circulación y calentamiento son importantes para la armonía global del cuerpo.  El fuego es luz, calor y su función consiste en mantener el calor y también dar calidez a los otros.  El elemento fuego produce entusiasmo, vitalidad, energía yang, expansiva, creativa, intuitiva y móvil.  El elemento de la madera (primavera) genera la idea; el fuego(verano)  la acción, motoriza el cambio.

 Recomendamos un te solar/lunar para estimular toda la energía general en este tiempo.  Puede usar flores o hierbas aromáticas como menta, limoncillo, flores de manzanilla, romero, piel de naranja o limón y ponerlas al sol y sereno en una jarra de cristal durante 24 ó 48 horas.  Puede tomar la bebida a temperatura ambiente o refrigerar y tomar fresco.

En esta estación calurosa la naturaleza nos invita a salir, a visitar el campo, a ir a nuestras bellas playas, a disfrutar de deportes al aire libre, caminar, recrearnos, nutrirnos del sol, vacacionar y compartir.

En el verano vemos como crece el jardín y madura a partir de la siembra anterior.  La imagen del jardín la podemos aplicar a cualquier proyecto  que empecemos; si  seguimos poniendo energía en él, como sol, agua,  cuidado, amor, crecerá y todo prosperará. Si fluimos con las estaciones y vivimos el cambio de manera armoniosa estimulamos nuestra salud de manera positiva y mantenemos la circulación armoniosa de nuestras energías vitales.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

…porque es Vital cuidar de ti!

Lunavital

Calle 13 #14, Los Jardínes Metropolitanos. Santiago,
República Dominicana.
Tel.: 809-583-5667
Tel.: 809-724-0615
lunavital.info@gmail.com
info@lunavital.com
http://lunavital.com