Sanando con Gratitud

Esta columna se inició hace justamente un año, comenzando la primavera del año 2006. Para seguir en la onda de fechas  significativas, reiniciamos este año precisamente, aprovechando las energías frescas y renovadoras del impulso primaveral.

Este artículo va dedicado a la Gratitud, esa fuerza sanadora que nos permite enfocarnos en lo que tenemos y con lo que funcionamos; que nos centra en lo que vamos logrando, en los regalos, en las oportunidades y  exponencialmente nos acerca más y más a lo que queremos.

 La Gratitud nos muta internamente y  nos conecta con la alegría del privilegio de la vida, la dicha de la salud, de ver, de escuchar, sentir, tocar, hablar, comer, reir, llorar, amar.....y tantos verbos más que cada uno pudiese listar y hacer esta columna interminable.  Al agradecer con el corazón modificamos nuestra energía, cambiamos nuestro estado bioquímico corporal, mejora nuestras defensas y nuestro estado general de salud.

Hay momentos en que la dicha, la plenitud que vivimos nos hacen agradecer de manera espontánea.  Sin embargo, el ritmo del péndulo hace que también pasemos momentos difíciles, desafíos y en esos momentos tener la suficiente amplitud de visión para agradecerlos, nos hace vivir los procesos desde otra dimensión. Tanto los momentos duros como los éxitos son nuestros maestros, incluso el dolor puede ser un elemento valioso y nuestros errores, nos ayudarán a hacerlo mejor la próxima vez....

En chino, la palabra crisis está formada por dos caracteres, uno significa “peligro”  y el otro “oportunidad”. Ver lo difícil desde la óptica de la oportunidad es convertir esas situaciones en maestras y amigas.  Gracias, entonces por esos momentos que nos enseñan a través de la experiencia dolorosa.  Muchas veces el aprendizaje acumulado afrontando los fracasos y derrotas puede tomar la forma de nuevas habilidades, de una visión más clara, de mayor paz, más confianza.

Cuando nuestro corazón se llena de gratitud, vivimos la vida desde la sensación de Abundancia. Aceptamos las situaciones con la seguridad de que poseemos los recursos para afrontar lo que la vida nos traiga, aunque sean pérdidas, penas o dolor.  Atraemos la abundancia al desear que nada sea diferente a como es en el momento presente.  Un viejo proverbio nos enseña a hacer de la necesidad, virtud.

Invitamos ahora a que cada uno se tome un momento con lápiz y papel para  enumerar las oportunidades que tiene, las bendiciones que recibe día a día, los pequeños milagros, las conquistas internas y externas, las bondades, tanto y tanto por lo que dar Gracias. Y como ejercicio práctico para reforzar el estado de Gratitud , tomar una libreta y durante 40 días, escribir  5 motivos por lo que agradecer en ese día, antes de dormirnos.

Vivir en gratitud es vivir en celebración.  Como despedida me voy a permitir celebrar con ustedes y esta vez  agradecer a Dios, a lo Divino, a esa Gran Fuerza creadora que pone todo a nuestra disposición, la posibilidad de contar con un nuevo espacio. En Lunavital, iniciamos el año estrenando un nuevo local  para continuar recibiendo a los que nos confían su salud y bienestar. Agradecemos el poder  seguir ofreciendo opciones terapéuticas con un criterio integrador que hace énfasis en la vuelta a la naturaleza para estimular los procesos curativos.  Gracias también a los lectores de esta columna que la han extrañado y lo han manifestado...gracias por el ánimo y el impulso.

Gracias infinitas a todos por el apoyo, a mi familia, en especial a mis padres que me han dado la vida, la fuerza y su bendición; a  los amigos incondicionales y oportunos;  al personal entregado y dispuesto (gracias chicas!), a los colaboradores de todas las áreas, en la construcción, en la instalación, en la organización....son muchas las manos y muchos los corazones por los que pedir bendiciones y por los que sentir elevada gratitud.  

Gracias, porque ha sido un gran aprendizaje y sigue siendo una gran oportunidad.

Dra. Raquelina Luna Calvo

Marzo 2007

Lunavital

Calle 13 #14, Los Jardínes Metropolitanos. Santiago,
República Dominicana.
Tel.: 809-583-5667
Tel.: 809-724-0615
lunavital.info@gmail.com
info@lunavital.com
http://lunavital.com