Factores de Crecimiento

Los términos Antienvejecimiento (Antiaging) y Regeneración celular son cada vez más comunes en el mundo médico. Dentro de las técnicas más vanguardistas  en esa esfera de la revitalización está el uso de Factores de Crecimiento.

Continuar leyendo

Terapia Neural

La Terapia Neural o Medicina de la Auto-organización es un tratamiento de regulación del Sistema Nervioso Vegetativo. Su finalidad es facilitar los mecanismos de autobalance del organismo enfermo  y como terapia reguladora hace que él busque su propio orden individual e irrepetible, mediante estímulos inespecíficos en áreas específicas.

Continuar leyendo

La Terapia Floral

En el artículo anterior tratamos sobre la aromaterapia que está basada en el uso médico de los aceites esenciales cuyo efecto, además del contenido químico depende de la fragancia especial en cada uno.  Esta vez trataremos  la terapia floral que a propósito la ubicamos a continuación de la aromaterapia  para que quede clara la diferenciación ya que con mucha frecuencia son confundidas, probablemente debido a la asociación automática que podemos hacer de las flores con los aromas.

La terapia floral se vale del uso de extractos sutiles de flores que se combinan en un gotero y se toman generalmente por vía oral, trabajan a través de diversos campos energéticos que influyen el bienestar emocional, mental y físico. Fue desarrollada por el Dr. Eduard Bach, médico inglés que vinculó las flores con las emociones y procesos del alma.

El Dr. Bach era un abanderado de la idea de que para crear salud hay que encarar los aspectos emocionales y espirituales de nuestro ser.  Este eminente médico, recidía en  Londres y se dedicaba inicialmente al ejercicio de su especialidad en bacteriología.  Luego integró la homeopatía en su práctica ya que en su madurez profesional entendió que el ser humano es un todo y que no podía separar la mente y las emociones  del cuerpo.  Finalmente se fue al campo y desarrolló este sistema de remedios naturales hecho con flores silvestres.  A través de su observación sensible de la naturaleza y su conocimiento del comportamiento humano correlacionó los remedios florales con estados específicos del psiquismo y se dedicó hasta el final de su vida a esta investigación y  práctica.  Antes de su fallecimiento en 1936, ya había desarrollado 38 esencias y una fórmula que siguen siendo las más conocidas. 

Como Edward Bach fue quien desarrollo esta herramienta terapéutica, incialmente se conocía la terapia como “Flores de Bach”.  Actualmente se ha ampliado mucho la investigación, existen flores de diversos lugares (Australia, Brazil, California, Venezuela, Francia, etc) por tanto se usa el término genérico de Terapia Floral ya que por lo general la mayoría de los terapeutas calificados  combinan las variedades y las diferentes generaciones florales.

Esta terapia es recomendada por la OMS desde 1978 y puede ser muy útil en emociones reconocidas como el miedo, pánico, ansiedad, indecisión, desánimo, impaciencia, ira orgullo, depresión, angustia, etc. Funciona sola o como apoyo de otras terapias físicas o psicológicas.  No intenta sustituir la psicoterapia, la farmacología psiquiátrica  ni otras disciplinas médicas, por el  contrario, funciona excelentemente bien cuando se combina con ellas.  Requiere de una entrevista o consulta para que el terapeuta elija las esencias florales y  recomiende la fórmula que se administrán.

Es importante aclarar que las esencias florales no  son medicamentos pues debido a su naturaleza vibracional, no tienen impacto directo en la bioquímica del cuerpo como tienen los productos farmacéuticos y las drogas psicoactivas.   Tampoco son remedios herbáceos convencionales los cuales están hechos de diferentes partes de la planta (corteza, hojas, ramas, frutas raíces, etc.) que se preparan por métodos variados como la infusión, la decocción, la tintura, etc.  Como aclaramos al inicio, tampoco son productos de aromaterapia, al contrario, no tienen ningún olor , excepto el del brandy (que no se agrega para los niños) que se usa como conservante natural.  Esto se debe a que la sustancia física de la flor  contenida en la esencia  está muy atenuada  de modo que sus cualidades vibracionales puedan acentuarse.

Las esencia florales  se preparan generalmente por infusión y sólamente se usan flores frescas que crecen silvestres en campos no contaminados.  Estas deben ser recogidas en unos días especiales, bajo un estado anímico preparado previamente. Luego,  pasan por un proceso de exposición solar y  se someten a sucesivas diluciones y potenciaciones.  Un preparado de calidad requiere prestar atención cuidadosa a la pureza del ambiente, vibración y potencia de las flores, condiciones del cielo, meteorológicas y un estudio sensible de las propiedades físicas y energéticas de las plantas a través de sus ciclos de crecimiento. 

 El Dr. Bach señalaba: “Obsérvese que en esto están involucrados cuatro elementos: la tierra que nutre la planta;  el aire del que se alimenta;  el sol o fuego que le permite impatir su poder y  el agua ... que habrá de enriquecerse con su benéfica energía magnética curativa”.  Podemos agregar que hay un quinto elemento que es la conciencia sensible de quien prepara la esencia floral.

La terapia floral, nos armoniza, nos conecta con nuestra esencia,  potencia nuestra capacidad sanadora y  nos invita a volver nuestra mirada hacia la Naturaleza para promover cambios profundos en el alma y el cuepo humanos.

Dra. Raquelina Luna Calvo

Terapia de Quelación

Iniciamos anteriormente una serie de artículos dedicados a definir y aclarar conceptos de las terapias  más comunes dentro de la Medicina Alternativa o Complementaria.  Damos el turno a la Terapia de Quelación que en los últimos años  ha tomado mucho auge en nuestro país, ampliándose su práctica entre los médicos alternativos y los alópatas.

Empecemos por aclarar que la quelación a un proceso básico en la vida misma y tiene lugar en nuestro cuerpo en todo momento de forma natural y espontánea como parte de los mecanismos de eliminación de desechos y del proceso de equilibrio celular. Con los procesos degenerativos de nuestro cuerpo, el envejecimiento, la enorme cantidad de tóxicos a que nos sometemos, predisposiciones particulares, desarrollo de condiciones circulatorias críticas,  muchas veces es necesario una ayuda adicional para recuperar el balance.

La terapia intravenosa de Quelación, se efectúa con una sustancia llamada EDTA(ácido etileno diamino tetracético) aminoácido que tiene un efecto limpiador en el torrente sanguíneo, saca radicales libres, minerales pesados,  remueve las sustancias que forman el material que endurece y tapa las arterias. Mejora las condiciones circulatorias y se convierte en un agente preventivo de embolias, hipertensión, anginas, infartos  del corazón, pérdida de memoria, pérdida de la visión, impotencia, etc.

La Quelación beneficia cada vaso sanguíneo en el cuerpo, desde los mayores hasta los vasos capilares más mínimos. También, mejora profundamente muchos procesos metabólicos y fisiológicos en el cuerpo. La regulación del calcio y del colesterol también se mejora como resultado de la normalización de la química interna de las células.

La terapia de Quelación estimula al cuerpo a restaurar la fortaleza de los huesos, reduce las inflamaciones y por tanto mejora el dolor y las limitaciones de movimiento de las articulaciones. Esto la hace muy útil en el control y mejoría de la osteoporosis y la artritis degenerativa.

Resumen de sus efectos:

1- Reduce los depósitos de calcio en el interior de las arterias así como de otros lugares

 2-  Reduce, por atrapamiento y posterior eliminación urinaria, los metales tóxicos bivalentes como el plomo, el mercurio, etc.

3-  Reinstaura la actividad enzimática de la pared arterial afectada por la toxicidad de algunos metales. 

4-  Disminuye la agregación de las plaquetas, factor importante en la formación de coágulos y trombos intravasculares.

5-  Es un eficaz “barredor” de radicales libres

Por tanto es útil en:

  • Enfermedad oclusiva vascular de los miembros inferiores.
  • Artritis degenerativa, osteoporosis
  • Arteriosclerosis, colesterol elevado
  • Cáncer, recuperación de radio y quimioterapia
  • Enfermedades de las arterias coronarias, arterias cerebrales 
  • Anginas de pecho, infartos
  • Pacientes operados y que tengan by pass
  • Úlceras, pie diabético, gangrenas
  • Desintoxicación de drogas, medicamentos, cigarrillo, alcohol, metales pesados
  • Antienvejecimiento.

Los pacientes candidatos para recibir esta terapia deben ser seleccionados por un médico calificado luego de una historia clínica completa y de contar con una analítica clínica de sangre y orina.  No tiene riesgos, excepto si existe alergia a alguno de los componentes (el EDTA es un aminoácido que se elimina en un 98-99% antes de las 24 horas).

Los esquemas de tratamiento son variables y dependen de las condiciones del paciente, de la severidad del caso, el nivel de deterioro, o de si es una elección para prevención.

Aunque es una terapia excelente, la quelación  sólo es parte de un proceso curativo. Para un efecto completo y duradero es necesario acompañarla de una nutrición adecuada y un estilo de vida mejorado. La Quelación no es por si misma una "curalotodo", sí es excelente para  reducir la actividad anormal de los radicales libres, permitiendo a los mecanismos de control entrar en juego para restablecer la actividad celular de forma óptima y que los tejidos y  órganos mejoren sus funciones.

Se han establecido programas integrales de rejuvenecimiento que incluyen la Quelación y que potencian sus ventajas, al combinarla con  con ejercicios físicos, esquemas dietéticos, otras terapias complemenarias,  cambios en la actitud ante la vida, etc. La terapia de quelación es uno de los métodos más exitosos y directos para la recuperación celular, estimular la vitalidad y la salud, retardar el envejecimiento y el deterioro biológico.

Dra. Raquelina Luna Calvo

La Terapia de Ozono

2da sem. Oct 2006

Por: Raquelina Luna

Continuando con los artículos acerca de las diferentes opciones terapéuticas con que podemos contar en medicina complementaria y alternativa, hoy traemos el tema de la terapia de Ozono.

Aunque el tratamiento con ozono es poco conocido entre nosotros, es un procedimiento que se emplea desde hace muchos años en Alemania, Austria, Italia y resto de Europa, además de los Estados Unidos y Suramérica, donde  se aplica  el ozono regularmente en clínicas, centros hospitalarios, dispensarios como opción para muchas enfermedades, con excelente respuesta y con con casi absoluta inocuidad cuando está bien indicado y bien administrado.  En manos expertas y prudentes los riesgos son escasos y en general, leves.

El ozono medicinal se incluye en un flujo de oxígeno puro en una concentración muy pequeña . Estas dosis se administran por diferentes vías según la condición a tratar: inyección endovenosa, aplicación tópica, en la vagina, intrarectal, intramuscular, insuflación por los oídos, subcutánea.  También se prepara el aceite de oliva ozonado para aplicación directa en la piel en casos de fístulas, resequedad, dermatitis, infecciones, quemaduras, etc y el agua ozonada para trastornos gástricos, como desinfectante y como oxigenante. Tanto el aceite como el agua  se usan también ingeridos y  como base para preparar otros remedios.

En el uso médico terapéutico las acciones del ozono son bactericida, virucida y fungicida. Además aumenta la capacidad de los glóbulos rojos de transportar oxígeno; transforma las toxinas en dióxido de carbono y agua; depura de metales pesados; estimula los tejidos de granulación (cicatrización); antiinflamación y regeneración de los tejidos. Como consecuencia, entre los efectos generales positivos del ozono tenemos el aumento de la energía física: nivel de energía, fuerza muscular, mayor tolerancia al ejercicio, flexibilidad.  También el aumento de la capacidad intelectual: concentración mental, memoria, mayor vigor sexual y mayor resistencia a las enfermedades comunes.

Entre las condiciones específicas que más comúnmente son tratadas, están:

- Infecciones por bacterias, hongos o virus

- Trastornos circulatorios del cerebro, corazón y  periferia

- Cáncer, enfermedades degenerativas

- Enfermedades del hígado: hepatitis, cirrosis...

- Infecciones a repetición: cistitis, bronquitis, vaginitis (flujo vaginal infeccioso)....

- Inflamaciones crónicas: sinusitis, anexitis, prostatitis, hipertrofia prostática....

- Alergias: rinitis, dermatitis atópica....

- Problemas pulmonares: asma, enfisema, neumonías, bronquitis del fumador....

- Enfermedades reumáticas: poliartritis, artrosis....

- Enfermedades gastrointestinales: gastritis, colitis ulcerosa, estreñimiento, diarrea crónica, fisuras anales....

- Enfermedades de la piel: acné, psoriasis, micosis (hongos)

- Enfermedades neurológicas degerativas del SNC: parkinson, alzeimer, esclerosis Cerebral

- Afecciones de la vista: retinosis pigmentaria, atrofia del nervio óptico, glaucoma, úlceras corneales

- Afecciones oídos: hipoacucia infantil

- Trastornos inmunológicos

Es de alta utilidad en geriatría  y como tratamiento preventivo en general.  En los últimos tiempos también se ha hecho muy popular en estética, como tratamiento de regeneración celular y reductor de la velocidad de envejecimiento.

El ozono es una herramienta terapéutica muy útil, sin embargo, no lo cura todo y si se siguen las instrucciones médicas con un diagnóstico acertado, los riesgos y efectos secundarios son mínimos.  Como cualquier otro agente externo, existe la posibilidad de reacción alérgica, aunque se registran muy pocas. Se contraindica en pacientes hemofílicos, con alergias al ozono, hemorragias recientes, anticoagulados, embarazadas, etc.

El tratamiento debe ser acompañado de una dieta adecuada y de unos hábitos saludables, que incluyen ejercicios físicos, descanso, según cada caso en particular.

Si bien es un procedimiento terapéutico que consigue curaciones donde otras terapias han fallado, el ozono no es un "curalo-todo" , ni una panacea, ni un recurso milagroso.  El ozono no trasforma un octogenario en un adolescente, pero sí en un ser humano activo y afirmativo, en correspondencia con su edad biológica; a una persona deteriorada, en un ser regenerado físicamente gracias a la elevación de sus condiciones de oxigenación corporal y el estímulo positivo que produce en la renovación de las celúlas.

El Masaje Terapéutico

El ser humano por su naturaleza necesita tocar y ser tocado. De manera intuitiva y hasta automática nos abrazamos, tocamos nuestra piel, especialmente cuando nos duele algo. También buscamos que los seres que nos quieren nos alivien a través del toque cuando sentimos molestias en nuestro cuerpo.

El masaje, que consiste en la aplicación de presión manual sobre la piel y tejidos blandos, los músculos, tendones y ligamentos, es tan antiguo como la humanidad ya sea con propósitos terapéuticos o como forma de placer y bienestar. 

La definición dada por la Asociación Americana de Terapia de Masaje: es “la manipulación del tejido blando con propósitos terapéuticos”.  Se usa el deslizamiento, frotación, la compresión, vibración, amasamiento, toques, fricción  y otros movimientos. Además,  puede realizarse con las manos o con aparatos mecánicos o eléctricos diseñados con esta finalidad,  en seco o con aceites vegetales o minerales, aceites esenciales, sales o cremas, según el diseño de la técnica específica.

Existen muchas técnicas de masaje: masaje sueco, rolfing, shiatsu, masaje deportivo, con piedras etc.  En general la mayoría  alivian la tensión muscular y nerviosa, estimulan la circulación sanguínea y linfática,  reducen la concentración en sangre del cortisol, considerada la hormona del estrés.  Estos efectos traen beneficios como el  fortalecimiento del sistema inmunológico, oxigenación y nutrición de los tejidos, remoción y eliminación de toxinas, relajación, reducción del estrés, disminución del dolor, reducción de las inflamaciones, promueve la sensación de bienestar y puede despertar mayor conciencia del cuerpo, etc.

Dentro de las terapias de masaje más frecuentes tenemos:

DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

Es un masaje suave, no invasivo, rítmico de cuerpo entero dirigido a estimular el sistema linfático para que elimine el exceso de líquido y otras toxinas acumuladas en los tejidos. Al estimular el sistema natural de limpieza, reduce las inflamaciones,  la retención de líquidos, llevando los tejidos a un estado más saludable.

MANIPULACIÓN DE TEJIDO P R O F U N D O (tisular profundo)

Esta es una técnica que estira y mueve el tejido conectivo que envuelve los músculos (fascia) con una presión más profunda para  equilibrar el cuerpo y liberarlo de las  distorsiones en el tejido conectivo pueden ser causadas por accidentes, tensión emocional o traumas viejos, malas posturas, etc. Se utiliza para mejorar el dolor muscular crónico, ayuda a rehabilitar las heridas y reducir el dolor por inflamación causado por enfermedades tales como la artritis y la tendonitis. Por lo general se concentra en un área problema específica.

MASAJE CON PIEDRAS

Esta terapia utiliza piedras de diferentes formas y tamaños, y temperaturas variables, para producir sanación corporal, relajación mental y conexión espiritual con la energía de la tierra. Las piedras calientes estimulan el intercambio de sangre y de linfa, y proveen un calor calmante que ayuda a trabajar el tejido profundo. Las piedras frías ayudan en la inflamación, mover la sangre fuera del área y crear un balance de las energías femeninas/

masculinas. Los cambios de temperatura producen un intercambio rápido de

oxígeno y sangre que armoniza y equilibra todo el sistema.

MASAJE DEPORTIVO

Combina masaje, estiramiento pasivo y un amplio rango de movimientos del tejido profundo. El masaje deportivo es un campo especializado de masajes para minimizar el riesgo de lesiones, para cuidar las lesiones que ocurren en los deportes y para asistir en lograr el mejor desempeño posible.  Busca aliviar el cansancio muscular y promover la flexibilidad. Puede hacerse antes o después del ejercicio.

MASAJE SUECO

La forma de práctica de masaje más común en el occidente.  El masaje sueco integra técnicas orientales ancestrales con principios modernos de anatomía y  fisiología. Los practicantes frotan, amasan, golpean suavemente y cepillan los músculos. Trabaja el tejido blando, promueve el alivio y la relajación. Comúnmente se combina con aromaterapia.

MASAJE TAILANDES

Es una forma única de terapia corporal que combina la compresión rítmica sobre las líneas de energía del cuerpo y los puntos de presión, con el estiramiento pasivo. El masaje Thai se lleva a cabo sobre un colchón delgado, en el piso, con el cliente vestido en ropa liviana y cómoda. La influencia del Yoga se encuentra presente en las

posiciones y en los movimientos de estiramiento del masaje Thai. El propósito de éste masaje es el de estimular el fluir libre de energía, el romper bloqueos y ayudar a recobrar un bienestar general.

RAINDROP TECHNIQUE

Raindrop es una terapia con aceites esenciales poderosa y no invasiva que ayuda a mantener el sistema neuromuscular y la columna vertebral en óptimas condiciones. Ayuda a corregir problemas de la columna y algunos tipos de escoliosis, además de fortalecer el sistema inmunológico. En la terapia se aplican una serie de aceites esenciales con propiedades antibacteriales, en los pies y la espalda, que reducen la inflamación, espasmos, desalineamientos y dolores crónicos, devolviéndole al cuerpo su alineación eléctrica y estructural.

REFLEXOLOGÍA

La Reflexología está basada en la idea de que hay puntos de reflejos en las plantas de los pies y en la palma de las manos, que representan o corresponden a cada órgano, glándula y área del cuerpo. Con los dedos y los pulgares, el practicante aplica presión a estos puntos para tratar una amplia gama de problemas de salud.

Pueden recibir masajes tanto adultos como niños.  Para estos últimos, el toque suave y con una buena técnica es excelente como preventivo, estimulación de destrezas motoras, relajación en niños inquietos y con déficit de atención, etc. 

A pesar de los tantos beneficios descritos, el masaje no es para todo el mundo o para todo momento. Deben evitarse en personas con antecedentes de flebitis, hipertensión arterial no compensada, áreas inflamadas o infectadas y  trastornos malignos.

Hemos escogido las técnicas que más comunmente podemos encontrar disponibles y todavía quedan muchas más. Es importante que antes de recibir un masaje se informe de las opciones que tiene para escoger y si tiene una dolencia particular, alguna limitación física, ha recibido algún golpe fuerte o simplemente tiene dudas, consulte con su médico o terapeuta.  En general no hace falta tener ninguna situación de salud para buscar un masaje: relajación, manejo de las tensiones cotidianas, tener contacto con el cuerpo, promoción del  descanso, prevención, son buenas razones.  Finalmente el masaje nos conecta con la gratificación del  recibir y tener una experiencia sensorial agradable, enriquecedora y nos da la oportunidad  de dedicarnos un momento merecido.

Dra. Raquelina Luna Calvo

5-Mayo-2007

Masajes para Embarazadas

El masaje para embarazadas reune una combinación de técnicas que van desde estiramientos suaves, tracciones,  manipulaciones relajantes, digitopuntura, drenaje, etc. Toma en  cuenta las posturas que son adecuadas para la gestación, por el volumen del abdomen, la modificación que se produce en las caderas y el cambio postural de la espalda, además de las compresiones en el sistema sanguíneo que se producen por el crecimiento del bebé.

Este masaje es muy especial  pues se brinda a dos seres al mismo  tiempo y debe ser dado por un personal entrenado.  Es altamente relajante y a la vez transmite una alta carga de  ternura,  acogida,  receptividad y  nutrición emocional que son las energías  que permiten  a la madre conectarse con ese nuevo ser y con su capacidad de tocarlo.  Los niños que son tocados, en el futuro son niños mas relajados y con mayor comunicación afectiva.

Los beneficios principales de el masaje son:

-         Mayor relajación y reducción del estrés

-         Estimulación  del sistema inmunológico, la circulaci[on y la oxigenación.

-         Mejora la función músculo esquelética, la postura y por tanto los dolores de espalda, cuello, ciáticas, calambres,  que son frecuentes.

-         Disminuye el edema (hinchazón) producto de la presión y peso de la barriga

-         Mejora la circulación en la pelvis, por tanto función de la placenta, el periné, favoreciendo tanto al bebé como a la labor de parto posterior

-         El estímulo de la piel ayuda a la producción de prolactina (lactancia)

-         Ayuda a la vitalidad general, mejora el insomnio, el humor e incrementa la sensación de bienestar.

Contraindicaciones:

-         Pacientes pre- término

-         Sangrados

-         Alto riesgo de pérdida o amenza franca de aborto

-         Anormalidades de la placenta, fetales o uterinas

* Es muy importante el seguimiento médico y su consentimiento para recibir un masaje seguro

 

Las Constelaciones Familiares

La primera vez que escuché el nombre de esta terapia “constelaciones familiares”   me vinieron a la cabeza imágenes de cielos como hace tiempo no vemos en la ciudad, cargados de estrellas;  de esas  noches de luna nueva en el campo en casa de mi abuela, con un firmamento lleno de puntos luminosos de diferentes intensidades en el que  era difícil  adivinar las formas.  Además, qué sensación tan especial la de esa analogía: las familias son como constelaciones, sistemas dinámicos, que interaccionan....cada estrella  es imprescindible para que la constelación sea lo que es  así como cada persona  es un elemento interconectado con los otros de la familia y le da forma a esta.   Afectando a uno, se afecta el conjunto....

Bert Hellinger, psicoterapeuta alemán,  desarrolló esta terapia  partiendo  de la idea sistémica de que el individuo es un ente grupal.   Así,  para la existencia de un hijo es indispensable la existencia de unos padres y para la existencia de estos, fue necesario a su vez la existencia de los suyos propios y así podríamos irnos hacia atrás en el tiempo hasta el mismo comienzo de la creación de la vida. Cada persona es la punta de una pirámide de muchos seres humanos que han llegado antes y que permiten su existencia. Cada  ser trae nuevos vínculos que  enriquecerán los sistemas ya existentes y ampliará la historia.

Con la Costelación se  busca restablecer "El orden del amor" en los sistemas humanos. Esa es la base fundamental de esta terapia tan hermosa que pretende incluir a todos, que busca que se tomen en cuenta y sean mirados hasta los que nos averguenzan como parte de nuestras familias. Todos tenemos un lugar y debemos ocuparlo.

El conjunto de leyes naturales, familiares, sociales y espirituales que rigen el funcionamiento de los núcleos humanos es lo que Bert Hellinger llama los órdenes del amor. La trasgresión de los órdenes del amor en las interacciones humanas será el origen de los conflictos y las discordancias internas que pueden llegar a manifestarse como patologías individuales, familiares, grupales o sociales.

Cada ser humano trae en si mismo toda la información  de sus antecesores  tanto a nivel psíquico como a nivel físico. Es aquello que llamamos herencia y se encuentra impreso en lo más profundo de nuestro ser, en nuestros genes y en el inconsciente colectivo de nuestra familia  y tiene la capacidad de ser transmitida de generación en generación.

Así pues algunos heredan las manos grandes del abuelo, las piernas cortas del papá, los ojos oscuros y pequeños de mamá. Otros miembros de nuestra familia nacerán con los ojos verdes, piel pecosa y con las piernas largas evocando a otra parte de la herencia familiar.

También heredamos el buen o mal carácter, gustos determinados, la diligencia, la fuerza y el compromiso o las tendencias depresivas, neuróticas, psicóticas u obsesivas que caracterizaron posiblemente alguno de nuestros antepasados.

 Somos parte del campo morfogenético de nuestra especie y particularmente del campo morfogenético de nuestra familia. Allí se alberga toda la información de nuestra historia familiar la conozcamos o no. Esta historia está impresa en nuestras células llevando un orden que permite que la vida fluya a través de nosotros. Este orden se traducirá en bondades y  también en conflictos no resueltos que se hayan podido generar en el seno de nuestras familias .

Como mencionamos al inicio, analógicamente los seres humanos formamos parte de constelaciones que parten de ser familiares para ampliarse a otros grupos humanos.
Las constelaciones se rigen por leyes naturales, familiares, sociales y espirituales que condicionan su funcionamiento. Somos parte de una cadena que en pequeño es como el ADN y se extiende a toda la humanidad.  Reconocernos como parte del conjunto, encontrar cual es nuestro lugar, responsabilizarnos de él,  honrar a los que vinieron antes, incluir a los que fueron ocultados o no tomados en cuenta, agradecer la vida....es sanar.

Esta terapia, que puede aplicarse de manera grupal o individual,  no sustituye ninguna otra forma de psicoterapia o de intervención médica, más bien complementa al permitir trabajar en otra dimensión o nivel de la situación abordada.  Permite desbloquear aspectos que se han trabajado por largo tiempo y aún persisten, ayundándolos a fluir. 

El trabajo de constelación afecta a la propia persona consultante, a su sistema familiar y a los participantes del taller aunque no estén constelando directamente.  Alcanza las profundidades del alma y de la mente de todos los presentes, por lo que requiere su cooperación atenta y centrada. El método no sólo es esclarecedor para el consultante sino para todos los integrantes del grupo ya que, por empatía, se identifican con el problema y la solución hallada. Debe ser realizada por una persona calificada, debidamente certificada.

Ahora, amigo lector,  te invito a hacer el simple ejercicio de cerrar tus ojos, conectarte con lo más profundo de tu ser y de tu alma.   Toma conciencia de que para que existas detrás de ti están tus padres y que detrás de ellos están los suyos y luego los padres de los padres de tus padres y así sucesivamente hasta sentir y visualizar una gran extensión humana...tu familia, tus ancestros...Siente ese respaldo, no estás solo/a,  eres parte de una cadena de vidas, perteneces, estás vinculado,  tienes la fuerza de ellos....y desde allí te volteas y reverencias  con humildad y gratitud :  sin ustedes no hubiese estado aquí, GRACIAS!!!

Dra. Raquelina Luna Calvo

La Geoterapia

Por Raquelina Luna

Geoterapia es el nombre para el uso de la arcilla, barro o  fango con fines curativos. Esta hermosa práctica, tan antigua como la tierra misma se vale de las  propiedades curativas del barro, de su  poder regenerador, refrescante, desinflamante, descongestionante, purificador, cicatrizante, absorbente y calmante.

Desde los orígenes de la Medicina la arcilla ha sido utilizada como remedio para las más diversas dolencias. Antiguos documentos, algunos milenarios antes de nuestra era, manifiestan que los médicos egipcios de la época ya utilizaban esta tierra medicinal contra las inflamaciones y aplicaban los fangos calientes del Nilo para tratar deformaciones reumáticas. Por muy lejos que nos remontemos en la historia de la humanidad, encontramos pueblos que conocían las grandes propiedades de la arcilla, la tierra o el barro  y la empleaban como remedio  interno y externo.  Cada día hay  más conocimientos de este recurso. La arcilla es el remedio de hoy, de mañana y de todos los tiempos.

En el barro tenemos unidos los dos agentes de la vida orgánica: tierra y agua. La unión de estos dos agentes hace prosperar todo lo que posee germen de vida y destruye y descompone la materia muerta para transformarla en elementos nuevos de vida. La tierra es el misterioso laboratorio de la vida,  está destinada a recibir en su seno cuanto se destruye y muere para transformarlo en nuevos elementos vivos.

Químicamente, la tierra contiene en esencia las principales sales minerales que el hombre necesita: sílice, fosfato, hierro, calcio, magnesio, sodio, potasio, etc. Las arcillas más interesantes, especialmente desde el punto de vista terapéutico, son las más ricas en sílice.

Además de la sílice, elemento principal, y el silicato de alúmina, las buenas arcillas deben contener otros elementos minerales, tales como la cal, magnesio, óxido de hierro, óxidos alcalinos, etc.

Su elevado contenido en sílice la hace excelentes para fortificar todos los tejidos elásticos del organismo, en particular en los casos de sangre viciada,  reumatismos,  arteriosclerosis, artrosis, tuberculosis y para curar rápidamente las fracturas, siendo además la sílice, un verdadero cemento para las células y fortalecedor del pelo quebradizo.   

También contiene óxido de hierro.  El hierro es el componente esencial de la Hemoglobina de la sangre, que hace posible la fijación y liberación del oxígeno de la respiración. De ahí que tenga efectos antianémicos y que favorezca el tránsito intestinal.

El óxido de magnesio  es un tónico general, factor de crecimiento y regenerador celular,  equilibra el sistema nervioso  al mismo tiempo que es un estimulante de la secreción hepática y un antiséptico interno y externo. Posee propiedades curativas sobre las úlceras, da efectividad a la arcilla en la prevención del cáncer y actúa frente a la trombosis y la arteriosclerosis. También actúa regulando el metabolismo del calcio y aumenta la capacidad de defensa Inmunológica del Organismo. 

El calcio es de gran importancia para la constitución y conservación de los huesos, incluidos los dientes y tendones. También  para la transmisión del Impulso Nervioso, la Actividad Celular y el equilibrio sanguíneo.

La arcilla puede emplearse en forma de: emplastos, cataplasmas, vendajes, baños, fricciones, enterramientos, gargarismos, etc.   En cualquiera de estos casos se puede aplicarse fría o caliente, dependiendo de la dolencia que se vaya a tratar. La arcilla contiene una gran cantidad de energía, por lo que su aplicación suele activar de forma inmediata los sistemas de defensa del organismo.

También,  posee un gran potencial de absorción de las impurezas contenidas en los tejidos y que son captadas, neutralizadas o drenadas y de  adsorción mediante el drenaje y eliminación de las impurezas en suspensión en los líquidos orgánicos ( sangre, linfa, bilis).

Podemos encontrar arcilla blanca, roja, gris, verde y amarilla.  Los colores dependen de la procedencia y de los contenidos.  Actualmente sus usos más frecuentes son  en la  desinfección, cicatrización, problemas bucales, como dentrífico, en productos de belleza, para regenerar tejidos, pieles lesionadas, como champú , irritaciones,  como calmante,antiinflamatorio local y como parte de los procesos de desintoxicación.  Es muy útil además, como drenador de tóxicos radiactivos  tomados del ambiente o  por el efecto de la  radioterapia.

Podríamos seguir hablando de las bondades de la arcilla, de lo fácil de su uso y de su aplicación.  Lo que realmente queremos es dejarles el estímulo de seguir investigando y usando esta forma de terapia tan inofensiva y con tantas bondades, regalo de nuestra Gran Madre Tierra.

La Aromaterapia

Por :  Raquelina Luna C.

Las plantas desde tiempos remotos han estado ligadas íntimamente al bienestar físico, emocional y espiritual de los seres humanos.  El reino vegetal sigue siendo el tema en torno al cual giran una cantidad de investigaciones para el uso terapéutico.

Entre las multiples variedades de productos para diferentes usos y  presentaciones que podemos extraer de las plantas están los Aceites Esenciales que constituyen la base de la aromaterapia. Estos aceites son líquidos aromáticos volátiles que se extraen de flores, hojas, cortezas, raíces, semillas, madera.  Son altamente concentrados y mucho más potentes que las hierbas secas por el proceso de destilación que conlleva su producción y a diferencia de los otros aceites vegetales comunes, no son grasos.

Es importante aclarar que cuando hablamos de esta terapia como recurso curativo no nos referimos al uso de fragancias de cualquier tipo (en forma de cremas, varillitas que se queman, aguas aromatizadas, velones aromáticos etc), que si bien son agradables, tienen su función de ambientar y crear una atmósfera diferente, no se consideran como un recurso terapéutico especializado. Estas diferentes presentaciones están  disponibles en tiendas especializadas, de decoración etc.,   pueden ser usadas por cualquiera que sienta placer por los aromas u olores especiales y son exclusivamente para uso externo, ambiental, nunca directo en el cuerpo.

En este artículo nos vamos a referir al uso médico que podemos hacer con los aceites esenciales, que no son sustancias simples, son más bien un mosaico compuesto por cientos o miles de químicos diferentes.  Como son para uso corporal, tópico, ingerido, intrarrectal como enemas, inhalados, etc., deben ser sometidos a  controles muy rigurosos y a normas que regulan tanto a los que los producen como a los que están autorizados para administrarlos. El tener certificación aumenta la credibilidad de esta medicina por el uso correcto y sobretodo evita el peligro para los pacientes. 

Durante la Primera Guerra Mundial el uso de las esencias aromáticas en los hospitales civiles y militares se difundió ampliamente.  Los aceites esenciales se reintroducen en la medicina moderna a partir de finales siglo XIX  e inicios del XX.  El Dr. René-Maurice Gattefossé, químico francés, es considerado el padre de la aromaterapia por los grandes aportes que hace a través de la investigación de los aceites esenciales en el 1907.

Estos aceites se modifican de manera dramática  en su composición química sólo con cambiar la forma de destilarlos.  Varían si son de primera o segunda destilación, si se exponen a presión y temperaturas elevadas, si se extraen al vapor o con uso de solventes.

Algunos aceites son adulterados o “diluidos” mediante el uso de químicos sintéticos lo cual es un dato preocupante.  Lo lamentable es que la mayor parte de los aceites que se comercializan pertenecen a esta categoría de adulterados y  el olfato inesperto no distingue la diferencia. Los aceites adulaterados pueden causar irritaciones importantes en la piel,  pueden causar reacciones alérgicas,  intoxicaciones , además de carecer de efectos terapéuticos.  Uno de los indicadores más confiables para determinar la calidad  y pureza de los aceites esenciales es la certificación AFNOR (Asoc. Francesa de Normalización) o ISO (Organización mundial de normalización).

En aromaterapia se siguen tres modelos principales de acuerdo a las  escuelas.  El modelo inglés que promueve la dilución de los aceites esenciales puros en una proporción (de acuerdo a cada aceite) de aceite vegetal base para luego aplicarla en la piel.  El modelo alemán que se centra en el uso inhalado por el efecto a través del hipotálamo y del sistema límbico. Y el modelo francés que recomienda tanto la aplicación tópica (directa en la piel) como la ingesta del producto puro, sin diluir.

Estos tres modelos muestran la versatilidad de este recurso.  De manera general, para obtener mejores respuestas se recomienda integrar los tres modelos o elegir el que sea más adecuado en cada caso particular.  En algunas situaciones en que la necesidad sea incrementar la hormona de crecimiento, ayudar a bajar de peso o  equilibrar el estado de ánimo, se puede combinar la inhalación con el uso tópico, por ejemplo.

La capacidad de actuar tanto en la mente como en el cuerpo los convierte en recursos terapéuticos interesantes.   Existen fragancias estimulantes tanto física como emocionalmente y otras calmante y sedantes.  Otras tienen propiedades de estímulo al sistema inmunológico, a la regeneración de tejidos, a combatir enfermedades contagiosas (virus, bacterias y otros agentes patógenos).

Esta disciplina puede combinarse con otras tanto de medicina convencional como de la medicina alternativa y actuar de manera complementaria.  Da excelentes resultados combinada con reflexología podal, digitopuntura, acupuntura, masajes, etc. La decisión terapéutica tanto para el uso aislado como para combinarla debe estar a cargo de un/una profesional con la calificación de lugar.

Si tiene preguntas, comentarios o quiere sugerir algún tema por favor escríbanos a :

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Acupuntura

Por: Raquelina Luna

En el artículo anterior definimos las medicinas naturales, alternativas, complementarias e integrativas como una forma de aclarar todos estos términos que usamos comúnmente al referirnos a estas variantes médicas no convencionales y que cada día van ganando espacio y crédito en la población como una elección terapéutica.

A partir de este iniciaremos una serie de artículos dedicados a definir y aclarar los conceptos básicos alrededor de las opciones más frecuentemente usadas y le daremos la primicia a la Acupuntura.  Intentaremos  responder las preguntas  que regularmente  surgen de forma espontánea entre los pacientes e interesados de  esta forma terapéutica.

La Acupuntura es parte de las artes sanadoras de la  Medicina Tradicional China, forma milenaria de restablecer el equilibrio del ser humano.  En su origen fue usada como un recurso eminentemente preventivo de los desequilibrios que hoy llamamos enfermedades.  Aunque sigue dándonos la oportunidad de prevenir, se usa más comunmente como curativo, para tratar dolencias y enfermedades ya instaladas.

En Occidente la Acupuntura es la forma terapéutica más conocida dentro de la Medicina Tradicional China.  Técnicamente,  consiste en la inserción de agujas muy finas en los resonadores o puntos energéticos del cuerpo para estimular los órganos internos y buscar un balance o equilibrio.

El ser humano es un ser energético, cargado de una energía de Vida que en la antigüedad se llamó soplo, Qi (se pronuncia Chi).   Como consecuencia de la forma de vida, las emociones, las agresiones, las actitudes, la contaminación ambiental (radiación, polución, etc,), los cambios de temperatura, la alimentación etc, es decir por la influencia de factores externos e internos, este sistema de  flujos de  energía se desequilibra y por tanto aparece la  enfermedad.

Con la acupuntura, que es una medicina energética, se estimulan los diferentes resonadores o puntos pertenecientes a su vez a canales que suplen a los diferentes órganos. El estímulo,   tiene como objetivo equilibrar la energía general y la específica de dichos órganos, devolviendo el balance entre las energías complementarias (inn y yang) lo cual retorna la salud.  La elección de los puntos que serán estimulados por el terapeuta acupunturista en cada caso y que se constituye en el tratamiento, se determina a través de una historia clínica, la revisión física, la observación de la tez, la lengua y los pulsos.  Esto hace que los tratamientos sean muy dinámicos e individuales.

 El estímulo se hace, más popularmente con las agujas finas, ya mencionadas, también con calor dirigido a los puntos (moxibustión ) con un puro de artemisa, con masaje o con ventosas.  Una sesión de acupuntura puede durar de 12 a 30 minutos, según la estación, la edad  o la necesidad de estímulo.  Es muy difícil decir anticipadamente cuantas sesiones serán necesarias, pues cada organismo es diferente, reacciona distinto, por lo que el tiempo estará determinado por el seguimiento y la evolución del paciente.  En esto último también influye el tiempo que tiene la enfermedad o el padecimiento de instalado.

 La Acupuntura ha sido aceptada por la Organización Mundial de la salud. Ha ido penetrando en occidente y casi podemos contar con ella en la mayoría de los países, además de la inclusión de la misma dentro del pensun general de muchas escuelas de medicina convencional y además en algunas se ofrece como carrera o post grado. Desde el 1997 fue reclacificada por la FDA (Organismo regulador de drogas y alimentos de los Estados Unidos) y considerada como recurso médico seguro y estima que cada año los norteamericanos realizan de 9 a 12 millones de visitas a los médicos acupunturistas.  

Aunque la OMS tiene un listado de unas 40 enfermedades que pueden ayudarse con la acupuntura ( dolores en general, de cualquier etiología, los problemas respiratorios, gástricos, alergias, osteoartritis, vértigos, adicciones, desórdenes menstruales, fibromialgia,  estrés, etc.  ),  si hemos dicho que la enfermedad es un desbalance de energía y que la acupuntura restablece el equilibrio energético, en realidad todos los padecimientos pueden encontrar una respuesta terapéutica y ser abordados con este método.  Esto no quiere decir que la acupuntura sea una panacea, que sea infalible, ni que sea lo mejor para todo.

Existe una variante que es la Aurículopuntura que es el estímulo  de la oreja con fines terapéuticos.  En los últimos tiempos esta forma ha ganado popularidad en nuestro país como recurso de ayuda a los procesos de adelgazamiento, sin embargo es importante aclarar que el alcance de esta modalidad es mucho más amplio y puede ser usado además en control del dolor y otros desbalances funcionales.

Este método puede usarse para tratar personas de todas las edades,  bebés,  niños  e incluso existe la acupuntura veterinaria dirigida a equilibrar los animales.  No existen contraindicaciones, excepto algunas en  las embarazadas, que sí pueden tratarse siguiendo ciertas precauciones que son del conocimiento de un terapeuta calificado.  Puede usarse sola o en conjunto con otras terapias complementarias o convencionales.

La Fitoterapia

En casi todas las  familias de nuestro país hay una mamá, una abuela o una tía que inmediatamente decimos que tenemos dolor de estómago o algún otro malestar tienen la solución en su cocina o el patio: una infusión de hierba buena con anís, un emplasto de hojas de árnica o un licuado de berro con cebolla.... El saber popular sobre las propiedades curativas de las plantas forma parte de la herencia cultural de los pueblos y por tanto es muy común en la vida cotidiana.  Este recurso curativo, formalmente  recibe el nombre de Fitoterapia.

Desde la prehistoria, cuando la tierra estaba plagada de plantas, hierbas y flores, nuestros antepasados acudieron a ellas, probablemente tras observar la conduta de los animales y decidir imitarles. Más adelante, pero todavía muy lejano a nuestros tiempos, los remedios naturales  y sobre todo las plantas medicinales, fueron el principal e incluso el único recurso de que disponían los médicos. Esto hizo que se profundizara en el conocimiento de las especies vegetales que poseen propiedades medicinales y se ampliara la experiencia en el empleo de los productos que de ellas se extraen. Aún con el avance de los recursos médicos al día de hoy, el uso de las plantas no ha dejado de tener vigencia.

Muchas de las especies vegetales utilizadas por sus virtudes curativas entre los antiguos egipcios, griegos y romanos pasaron a formar parte de la farmacopea medieval, que más tarde se vio enriquecida por el aporte de los conocimientos del Nuevo Mundo. Muchas de las  plantas medicinales y los remedios que entonces se utilizaban, siguen usándose hoy en día.

A principio de este siglo, el desarrollo de la química y el descubrimiento de complejos procesos de síntesis orgánica llevaron a la puesta en marcha, por parte de la industria farmacéutica, de una nueva producción de medicamentos. Para la fabricación de muchos de ellos utilizaron los principios activos  y en otros casos la planta completa según se fuera investigando en los mecanismos de acción y los niveles de toxicidad, tema en el  que cada día se profundiza más, conociéndose  las áreas terapéuticamente aprovechables de las plantas y su composición química.

En las plantas los principios activos se hallan  biológicamente equilibrados por la presencia de sustancias complementarias, que van a potenciarse entre si, de forma que en general no se acumulan en el organismo y sus efectos indeseables están limitados. Sin embargo, a pesar de que han aumentado las investigaciones y estudios científicos de las plantas medicinales, todavía no se conocen muchos de los pricipios activos a los que estas deben sus extraordinarias cualidades.

La forma de recolección y conservación de las plantas es de vital importancia ya que las células vegetales, desde el mismo momento de la recolección sufren transformaciones biológicas. Una incorrecta recolección y desecación, aumenta la cantidad de productos de degradación, perdiendo la planta parte de su calidad.

La tendencia actual de las industrias es fabricar los fitofármacos que pueden llegar a ser mezclas muy complejas de principios activos de fuentes naturales (plantas) de similar o diferente acción farmacológica, destinados al tratamiento de determinadas patologías.

Actualmente la fitoterapia puede ejercerse  tomando directamente las plantas desde su estado original y preparando los remedios como tisanas, infusiones, decocciones ( está más vinculado al uso popular) o puede ejercerse consumiento productos preparados  en laboratorios y que vienen en diferentes presentaciones  desde tinturas, jarabes, comprimidos, cápsulas e incluso inyectables.

En el caso de los suplementos y productos que podemos encontrar en las tiendas especializadas y en algunas farmacias, no tienen los efectos adversos, las contraindicaciones ni las interacciones de los fármacos de síntesis por lo que su uso es más seguro. Sin embargo,  por el  hecho de que sea “natural” y que por supuesto represente una excelente opción en general, no significa que no tenga otros efectos, tampoco  que sea inofensivo del todo o que puedan mezclarse entre sí o tomarse simultáneamente con otros fármacos químicos.

El mundo de las plantas medicinales y sus usos es muy amplio y rico.  Usar lo que la naturaleza nos ofrece de forma espontánea se constituye en un regalo de la vida para contribuir a nuestros procesos de desbalance.  Contando con tan valioso recurso ,vale la pena profundizar en su conocimiento  para hacer un buen uso de ellas.

Dra. Raquelina Luna Calvo

Julio 2007

Homeopatía

Es una medicina que recoge la concepción de Hipócrates de ver al ser humano y la medicina como una totalidad. Se considera un arte con sustento científico. La paternidad de la homeopatía se atribuye al Dr. Samuel Hahnemann, quien pasó unos 50 años de investigación y presentación de trabajos de experimentación, inspirado en la filosofía y prácticas hipocráticas.

La teoría de la homeopatía sostiene que los mismos síntomas que provoca una sustancia tóxica en una persona sana pueden ser curados por un remedio preparado con la misma sustancia tóxica. El principio en que se basa es similia similibus curantur, osea, lo similar se cura con lo similar. Esta es la ley natural de la semejanza a la que debe su nombre: “homeo” –semejante – “pathos” –patología – o sea, se cura por lo semejante.

En términos prácticos, los medicamentos que se administraban a sujetos sanos, daban los síntomas de la enfermedad a tratar. Administrándolos en dosis infinitesimales y dinamizadas, ayudan a la curación de la enfermedad.

Hahnemann sustentaba que la enfermedad es causada por la falta de armonía de la “fuerza vital” que porta cada ser. El tratar a ésa “fuerza vital” constituye lo medular de la medicina homeopática como una Medicina Vitalista. Considera que los síntomas que se manifiestan primero son los emocionales (ansiedad, aversiones, etc) luego pasan a ser mentales, conductuales y por último físicos. La fuerza vital en equilibrio mantiene el orden del organismo y el balance dinámico que hace posible la salud.

Se considera a cada ser humano como un ser único, desde el punto de vista orgánico y psíquico. Cada individuo requerirá un tratamiento individual para la totalidad de su ser. Por lo tanto, la acción de un medicamento homeopático está dirigido a “un enfermo”, que como totalidad indivisible puede manifestar síntomas en los tres planos: mental o psíquico, funcional, orgánico.

Para realizar un tratamiento homeopático se debe recurrir a un médico homeópata que realice una historia clínica homeopática. Así, el tratamiento se basa n el respeto del terreno individual y al conocimiento del modo reactivo, de manera dinámica. Dicha historia debe revelar los síntomas de la totalidad de la persona, qué y cómo los padece, y con qué características se presenta.

Los remedios homeopáticos provienen de los tres reinos de la naturaleza: animal, vegetal y mineral. La preparación de los remedios homeopáticos, conocida como dinamización o potenciación, consiste en una serie de diluciones seguidas de agitaciones, sacudidas contra un cuerpo elástico tras cada proceso de dilución. La elección de la potencia prescrita depende de cuán asentada esté la enfermedad diagnosticada.

La homeopatía puede ser a veces el elemento único de tratamiento, otras veces complementará otro tipo de terapias. Actúa de manera no agresiva y por seguridad debe ser prescrito por un profesional calificado.

Es una medicina que  recoge la concepción de Hipócrates de ver al ser humano y la medicina como una totalidad.  Se considera un arte con sustento científico. La paternidad de la homeopatía se atribuye al Dr. Samuel Hahnemann, quien  pasó unos 50 años de investigación y presentación de trabajos de experimentación, inspirado en la filosofía y prácticas hipocráticas.

La teoría de la homeopatía sostiene que los mismos síntomas que provoca una sustancia tóxica en una persona sana pueden ser curados por un remedio preparado con la misma sustancia tóxica. El principio en que se basa es similia similibus curantur, osea, lo similar se cura con lo similar.  Esta es la ley natural de la semejanza a la que debe  su nombre: “homeo” –semejante – “pathos” –patología – o sea, se cura por lo semejante.

En términos prácticos, los medicamentos que se administraban  a sujetos sanos, daban  los síntomas de la enfermedad a tratar. Administrándolos en dosis infinitesimales y dinamizadas, ayudan  a la curación de la enfermedad.
Hahnemann sustentaba que la enfermedad  es causada por la falta de armonía de la “fuerza vital” que porta cada ser. El tratar a ésa “fuerza vital” constituye lo medular de la medicina homeopática como una Medicina Vitalista.  Considera que los síntomas que se manifiestan primero son los emocionales (ansiedad, aversiones, etc) luego pasan a ser mentales, conductuales y por último físicos.  La fuerza vital en equilibrio mantiene el orden del organismo y el balance dinámico que hace posible la salud.

Se considera a cada ser humano como un ser único, desde el punto de vista orgánico y psíquico. Cada individuo requerirá un tratamiento individual para la totalidad de su ser. Por lo tanto, la acción de un medicamento homeopático está dirigido a “un enfermo”, que como totalidad indivisible puede manifestar  síntomas en los tres planos: mental o psíquico, funcional, orgánico.
 
Para realizar un tratamiento homeopático se debe recurrir a un médico homeópata que realice una historia clínica homeopática. Así, el tratamiento se basa n el respeto del terreno individual y al conocimiento del modo reactivo, de manera dinámica. Dicha historia debe revelar los síntomas de la totalidad de la persona, qué y cómo los padece, y con qué características se presenta.

Los remedios homeopáticos provienen de los tres reinos de la naturaleza: animal, vegetal y mineral. La preparación de los remedios homeopáticos, conocida como dinamización o potenciación, consiste en una serie de diluciones seguidas de agitaciones, sacudidas contra un cuerpo elástico tras cada proceso de dilución. La elección de la potencia prescrita depende de cuán asentada esté la enfermedad diagnosticada.

La homeopatía puede ser a veces el elemento  único de tratamiento, otras veces complementará otro tipo de terapias. Actúa de manera no agresiva   y por seguridad debe ser prescrito por un profesional calificado.

Lunavital

Calle 13 #14, Los Jardínes Metropolitanos. Santiago,
República Dominicana.
Tel.: 809-583-5667
Tel.: 809-724-0615
lunavital.info@gmail.com
info@lunavital.com
http://lunavital.com