Terapia Neural

La Terapia Neural o Medicina de la Auto-organización es un tratamiento de regulación del Sistema Nervioso Vegetativo. Su finalidad es facilitar los mecanismos de autobalance del organismo enfermo  y como terapia reguladora hace que él busque su propio orden individual e irrepetible, mediante estímulos inespecíficos en áreas específicas.

Con  factores puntuales externos e internos, agresiones repetidas, el potencial eléctrico de las células cae y estas se despolarizan. En un cuerpo equilibrado estas cargas se recuperan en poco tiempo y es lo que se llama repolarización que sería el equivalente de  la auto reparación.   Si los estímulos irritantes son muy frecuentes o muy fuertes la célula pierde la capacidad de responder a estos y se queda en un estado de despolarización permanente, debilitada y puede convertirse en un foco de interferencia.

Estos focos son llamados Campos Interferentes y como irritantes que permanecen en la memoria celular, en un determinado momento pueden causar cambios patológicos a distancia.

Las irritaciones que terminan como Interferentes pueden venir de procesos inflamatorios o infecciosos, traumatismos, lesiones, cirugías, afecciones odontológicas, piezas dentales en posición anómala, terceros molares incluidos o no que ejercen presión local, intoxicaciones, afecciones psíquicas estresantes,  impactos emocionales o mentales. Así podemos entender cómo a partir de una intervención quirúrgica o de un trauma importante aparecen enfermedades que aparentemente no están relacionadas con lo ocurrido.

El trabajo del médico entrenado en Terapia Neural es escuchar atentamente la historia de vida de cada paciente y en ella rastrear como se desarrolló la enfermedad en cada uno.  Cada persona es diferente, única  e incomparable  de ahí que  “no hay enfermedades sino enfermos”.    Por ello, un mismo trastorno puede tratarse de formas muy diferentes dependiendo de la historia de cada persona que lo padece y el proceso que llevó a cada una  a desarrollar la enfermedad.  Igualmente,  ante una situación similar un mismo tratamiento puede tener respuesta y efectividad diferentes. 

Los focos de irritación del Sistema Nervioso o Campos interferentes actúan modificando los procesos de auto-oganización naturales, desvían los procesos de retroalimentación  y se traducen como procesos patológicos que conocemos como enfermedades.

A nivel macro los Campos Interferentes pueden permanecer inactivos durante años hasta que por diversas razones (una segunda irritación, sobrecarga física o emocional) en un momento se manifiesta con un síntoma local o a distancia.

El ser humano es un conjunto en el que emociones,  cuerpo y  mente están integrados, están comunicados y son interdependientes. Y el  cuerpo a la vez, no es un ensamblado de partes, como las máquinas, por tanto debe ser tratado en conjunto, viéndolo como una totalidad en la que se corrige la desarmonía  no sólo la manifestación del problema.

Las irritaciones se trabajan en T.Neural con un anestésico local muy diluido que posee un alto potencial eléctrico. Se inyecta en microdosis  en los focos que el terapeuta considere más irritados y que pueden ser la causa desencadenante de la enfermedad. Esta sustancia repolariza y estabiliza el potencial de membrana permitiendo así recuperar y estabilizar el Sistema Nervioso Vegetativo.

La mejoría lograda con TN puede ser inmediata o paulatina. Requiere de un seguimiento y comunicación con el médico tratante hasta lograr la remisión del síntoma y la mejoría general del conjunto.

 

Lunavital

Calle 13 #14, Los Jardínes Metropolitanos. Santiago,
República Dominicana.
Tel.: 809-583-5667
Tel.: 809-724-0615
lunavital.info@gmail.com
info@lunavital.com
http://lunavital.com