La Aromaterapia

Por :  Raquelina Luna C.

Las plantas desde tiempos remotos han estado ligadas íntimamente al bienestar físico, emocional y espiritual de los seres humanos.  El reino vegetal sigue siendo el tema en torno al cual giran una cantidad de investigaciones para el uso terapéutico.

Entre las multiples variedades de productos para diferentes usos y  presentaciones que podemos extraer de las plantas están los Aceites Esenciales que constituyen la base de la aromaterapia. Estos aceites son líquidos aromáticos volátiles que se extraen de flores, hojas, cortezas, raíces, semillas, madera.  Son altamente concentrados y mucho más potentes que las hierbas secas por el proceso de destilación que conlleva su producción y a diferencia de los otros aceites vegetales comunes, no son grasos.

Es importante aclarar que cuando hablamos de esta terapia como recurso curativo no nos referimos al uso de fragancias de cualquier tipo (en forma de cremas, varillitas que se queman, aguas aromatizadas, velones aromáticos etc), que si bien son agradables, tienen su función de ambientar y crear una atmósfera diferente, no se consideran como un recurso terapéutico especializado. Estas diferentes presentaciones están  disponibles en tiendas especializadas, de decoración etc.,   pueden ser usadas por cualquiera que sienta placer por los aromas u olores especiales y son exclusivamente para uso externo, ambiental, nunca directo en el cuerpo.

En este artículo nos vamos a referir al uso médico que podemos hacer con los aceites esenciales, que no son sustancias simples, son más bien un mosaico compuesto por cientos o miles de químicos diferentes.  Como son para uso corporal, tópico, ingerido, intrarrectal como enemas, inhalados, etc., deben ser sometidos a  controles muy rigurosos y a normas que regulan tanto a los que los producen como a los que están autorizados para administrarlos. El tener certificación aumenta la credibilidad de esta medicina por el uso correcto y sobretodo evita el peligro para los pacientes. 

Durante la Primera Guerra Mundial el uso de las esencias aromáticas en los hospitales civiles y militares se difundió ampliamente.  Los aceites esenciales se reintroducen en la medicina moderna a partir de finales siglo XIX  e inicios del XX.  El Dr. René-Maurice Gattefossé, químico francés, es considerado el padre de la aromaterapia por los grandes aportes que hace a través de la investigación de los aceites esenciales en el 1907.

Estos aceites se modifican de manera dramática  en su composición química sólo con cambiar la forma de destilarlos.  Varían si son de primera o segunda destilación, si se exponen a presión y temperaturas elevadas, si se extraen al vapor o con uso de solventes.

Algunos aceites son adulterados o “diluidos” mediante el uso de químicos sintéticos lo cual es un dato preocupante.  Lo lamentable es que la mayor parte de los aceites que se comercializan pertenecen a esta categoría de adulterados y  el olfato inesperto no distingue la diferencia. Los aceites adulaterados pueden causar irritaciones importantes en la piel,  pueden causar reacciones alérgicas,  intoxicaciones , además de carecer de efectos terapéuticos.  Uno de los indicadores más confiables para determinar la calidad  y pureza de los aceites esenciales es la certificación AFNOR (Asoc. Francesa de Normalización) o ISO (Organización mundial de normalización).

En aromaterapia se siguen tres modelos principales de acuerdo a las  escuelas.  El modelo inglés que promueve la dilución de los aceites esenciales puros en una proporción (de acuerdo a cada aceite) de aceite vegetal base para luego aplicarla en la piel.  El modelo alemán que se centra en el uso inhalado por el efecto a través del hipotálamo y del sistema límbico. Y el modelo francés que recomienda tanto la aplicación tópica (directa en la piel) como la ingesta del producto puro, sin diluir.

Estos tres modelos muestran la versatilidad de este recurso.  De manera general, para obtener mejores respuestas se recomienda integrar los tres modelos o elegir el que sea más adecuado en cada caso particular.  En algunas situaciones en que la necesidad sea incrementar la hormona de crecimiento, ayudar a bajar de peso o  equilibrar el estado de ánimo, se puede combinar la inhalación con el uso tópico, por ejemplo.

La capacidad de actuar tanto en la mente como en el cuerpo los convierte en recursos terapéuticos interesantes.   Existen fragancias estimulantes tanto física como emocionalmente y otras calmante y sedantes.  Otras tienen propiedades de estímulo al sistema inmunológico, a la regeneración de tejidos, a combatir enfermedades contagiosas (virus, bacterias y otros agentes patógenos).

Esta disciplina puede combinarse con otras tanto de medicina convencional como de la medicina alternativa y actuar de manera complementaria.  Da excelentes resultados combinada con reflexología podal, digitopuntura, acupuntura, masajes, etc. La decisión terapéutica tanto para el uso aislado como para combinarla debe estar a cargo de un/una profesional con la calificación de lugar.

Si tiene preguntas, comentarios o quiere sugerir algún tema por favor escríbanos a :

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lunavital

Calle 13 #14, Los Jardínes Metropolitanos. Santiago,
República Dominicana.
Tel.: 809-583-5667
Tel.: 809-724-0615
lunavital.info@gmail.com
info@lunavital.com
http://lunavital.com