Terapia de Quelación

La Quelación es una terapia usada en medicina para remover metales tóxicos del cuerpo humano, tales como: plomo, arsénico, cadmium, cobre, aluminio, etc., y ha sido aprobada por el FDA (Administración Federal de Drogas en USA) para estos fines. Además, está siendo utilizada por muchos médicos en Estados Unidos y Europa para tratar enfermedades crónicas y degenerativas.La Terapia de Quelación, se efectúa con una sustancia llamada EDTA(ácido etileno diamino tetracético) aminoácido que tiene un efecto limpiador en el torrente sanguíneo, saca radicales libres, minerales pesados, remueve las sustancias que forman el material que endurece y tapa las arterias. Mejora las condiciones circulatorias y se convierte en un agente preventivo de embolias, hipertensión, anginas, infartos  del corazón, pérdida de memoria, pérdida de la visión, impotencia, etc.

La terapia de Quelación estimula al cuerpo a restaurar la fortaleza de los huesos, reduce las inflamaciones y por tanto mejora el dolor y las limitaciones de movimiento de las articulaciones. Esto la hace muy útil en el control y mejoría de la osteoporosis y la artritis degenerativa.

Hay dos vías fundamentales de aplicación: intravenosa (que es la más conocida y estudiada y la intrarrectal a través de supositorios.

Resumen de sus efectos:

  • Reduce los depósitos de calcio en el interior de las arterias así como de otros
    lugares.
  • Reduce, por atrapamiento y posterior eliminación urinaria, los metales tóxicos
    bivalentes como el plomo, el mercurio, etc.
  • Reinstaura la actividad enzimática de la pared arterial afectada por la toxicidad de
    algunos metales.
  • Disminuye la agregación de las plaquetas, factor importante en la formación de
    coágulos y trombos intravasculares.
  • Es un eficaz “barredor” de radicales libres

Por tanto es útil en:

  • Enfermedad oclusiva vascular de los miembros inferiores.
  • Artritis degenerativa, osteoporosis
  • Arteriosclerosis, colesterol elevado
  • Cáncer, recuperación de radio y quimioterapia
  • Enfermedades de las arterias coronarias, arterias cerebrales
  • Anginas de pecho, infartos
  • Pacientes operados y que tengan by pass
  • Úlceras, pie diabético, gangrenas
  • Desintoxicación de drogas, medicamentos, cigarrillo, alcohol, metales pesados
  • Antienvejecimiento.

Los pacientes candidatos para recibir esta terapia deben ser seleccionados por un médico calificado luego de una historia clínica completa y de contar con una analítica clínica de sangre y orina.  No tiene riesgos, excepto si existe alergia a alguno de los componentes (el EDTA es un aminoácido que se elimina en un 98-99% antes de las 24
horas).

Los esquemas de tratamiento son variables y dependen de las condiciones del paciente, de la severidad del caso, el nivel de deterioro, o de si es una elección para prevención.

Aunque es una terapia excelente, la quelación  sólo es parte de un proceso curativo. Para un efecto completo y duradero es necesario acompañarla de una nutrición adecuada y un estilo de vida mejorado. La Quelación no es por si misma una «curalotodo», sí es excelente para  reducir la actividad anormal de los radicales libres, permitiendo a los mecanismos de control entrar en juego para restablecer la actividad celular de forma óptima y que los tejidos y órganos mejoren sus funciones.

Se han establecido programas integrales de rejuvenecimiento que incluyen la Quelación y que potencian sus ventajas, al combinarla con  con ejercicios físicos, esquemas dietéticos, otras terapias complemenarias,  cambios en la actitud ante la vida, etc. La terapia de quelación es uno de los métodos más exitosos y directos para la recuperación celular, estimular la vitalidad y la salud, retardar el envejecimiento y el deterioro biológico.

Quelación Endovenosa:

Se recibe a través de un suero. El paciente debe estar sentado (no acostado), puede conversar, leer, moverse, durante las 2 a 3 horas que puede durar la infusión. No tiene riesgos, excepto si existe alergia a alguno de los componentes (el EDTA es un aminoácido que se elimina en un 98-99% antes de las 24 horas).

A veces puede producir mareos ligeros, náuseas y dolores de cabeza después del tratamiento, aunque es muy raro.

Los esquemas de tratamiento son variables y dependen de las condiciones del paciente, de la severidad del caso, el nivel de deterioro, o de si es una elección para prevención.

Generalmente son 20 seguidas, a razón de una o dos sesiones semanales. Pueden ser menos o más frecuentes a criterio del médico según la gravedad o no del paciente. Luego se debe establecer un ritmo de mantenimiento de acuerdo a cada caso, mensual, o cada 2-3 ó 6 meses.

La persona puede seguir su rutina normal luego de la terapia, puede comer, hacer ejercicios, manejar, etc.

EnglishFrenchSpanish